Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Sentir y Pensar

Educar las emociones es posible

Educar las emociones es posible
¿Cómo hacer que nuestros hijos sean más inteligentes desde el punto de vista emocional?
Daniel Goleman, con su famoso libro Inteligencia emocional, puso de manifiesto cómo las personas que se sienten más felices son las que saben identificar y manejar sus
emociones.

Una persona con éxito no es aquella inteligente, famosa o millonaria, sino la que lleva la vida que desea y es la persona que quiere ser, aceptándose a sí
misma y asumiendo sus circunstancias. ¿Hay mayor éxito que éste?

¿Qué nos hace felices?

A muchos de nosotros nos educaron bajo principios que suponían cumplir durante nuestra etapa estudiantil una serie de condiciones supuestamente indispensables para lograr el éxito: ser muy obedientes, tener buenas calificaciones, etcétera.

¿Con qué nos encontramos ahora muchos de los adultos? Con que, a pesar de haber cumplido dichos preceptos, no somos todo lo felices que deseamos.

Según Goleman, una persona feliz es la que:

  • Conoce sus propias emociones,
  • Sabe regular sus emociones,
  • Sabe automotivarse,
  • Sabe reconocer las emocionesde los demás,
  • Sabe establecer relaciones conlos demás.
Para pensar
¿Cuántos de estos factores tienen que ver con nuestro coeficiente intelectual o con nuestros resultados académicos?

Si la inteligencia emocional es tan importante, ¿quién nos educa emocionalmente?, ¿dónde se educan las emociones?, ¿cómo educar nuestros hijos?

La vida familiar, primera escuela de aprendizaje emocional

Goleman afirma que el impacto del aprendizaje emocional que tiene lugar en el seno de la familia es muy profundo, ya que durante los primeros años de vida se produce un rápido y potente desarrollo.

Los padres y las madres tenemos mucho que ver y que decir ante la vivencia de las emociones de nuestros hijos.

Para que nuestros hijos sean más inteligentes emocionalmente, debemos ayudarles a identificar y manejar sus emociones y plantearles situaciones que favorezcan su capacidad de afrontar los retos de la vida cotidiana.

No hay que olvidar que, al ser el principal modelo de nuestros hijos, debemos cuidar la forma en la que conducimos nuestras propias emociones y reacciones delante de ellos.

Lo más esperanzador es descubrir que la inteligencia emocional se puede desarrollar a lo largo de toda nuestra vida.

Plan de trabajo para aprender a educar emocionalmente a nuestros hijos
1.- Conoce a tus hijos. ¿Cómo son los niños de 6 y 7 años?
2.-Fomenta su autoestima. ¿Cómo evitar el bloqueo del desarrollo emocional de los niños?
3.-Potencia la comunicación. ¿Cómo utilizar el diálogo para mejorar el desarrollo emocional?
4.-Ayúdales a gestionar los conflictos. ¿Cómo canalizar las conductas agresivas?
5.-Analiza un caso práctico. ¿Cómo manejar situaciones desagradables para los hijos?
6.-Colabora con sus profesores. ¿Cómo apoyar la labor del profesor?


escrito el 31 de Mayo de 2011 por en Guía para las familias 1º Primaria


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar