Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Sentir y Pensar México

Sentir y Pensar

Sobre ignaciohidalgo

 
Entradas de ignaciohidalgo

Plan de trabajo: 6. Colabora con sus profesores

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 6º Primaria
6 Colabora con sus profesores
¿Cómo puedes apoyar la labor del profesor?

Conviene que padres y profesores tratemos conjuntamente cualquier aspecto referente a la educación de los niños.

Acuerdos con el profesor; cúmplelos

Cuando nos reunimos con el profesor, normalmente llegamos a algunas conclusiones y pactamos la puesta en marcha de algunas medidas para mejorar el rendimiento o el comportamiento de nuestros hijos. Es necesario que cumplamos con nuestra parte para que tales medidas surtan efecto.

Las calificaciones, sólo una parte de la educación

Todos los padres queremos que nuestros hijos “saquen buenas calificaciones”. Sin embargo, no hay que menospreciar los aspectos relacionados con la actitud o el comportamiento.

La familia, motor de la formación

Ante los problemas de conducta de nuestros hijos, no debemos delegar la responsabilidad en el colegio o en el profesor.

Los padres debemos mantener nuestra autoridad (que no autoritarismo) y afrontar con responsabilidad los conflictos que surjan.

Cambia tu lenguaje para cambiar sus emociones

Si sacas buenas calificaciones, te regalo un teléfono celular.

Quiero que saques buenas notas, pero también que te comportes mejor.

Tienes que ser el mejor de la clase.

Tú eres bueno en unas cosas, y otros,
en otras.

No tengo tiempo para revisarte la tarea.

Ahora no puedo pero, en cuanto tenga un rato, repasamos los ejercicios.

Le voy a decir a tu profesor que no estás
estudiando nada.

Sabes que tienes que estudiar. Dentro de un rato paso a ver cómo vas.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 5. Analiza un caso práctico

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 6º Primaria
¿Qué hacer con el niño que no colabora en casa?

El padre de María está cansado de repetirle lo mismo a su hija. Se suceden las discusiones para que ayude, para que arregle su habitación…

Reclamos habituales del padre de María a su hija

—¿Cuántas veces tengo que decirte que dejes la ropa sucia en el cesto? ¿Estás sorda?

—María, ¡qué cabeza!… ¡El almuerzo!

—¿Se te va a caer un dedo si me ayudas a poner la mesa?

—¡Qué pocilga de habitación!

Si el padre de María tiene que discutir a diario por estas cuestiones, seguramente no está utilizando la mejor estrategia.

Entonces… ¿qué proponemos?

—¿Cuántas veces tengo que decirte que dejes la ropa sucia en el cesto? ¿Estás sorda?

—María, deja la ropa sucia en el cesto, que voy a poner una lavadora.


—María, ¡qué cabeza!… ¡El almuerzo!

—María, toma el almuerzo; si no, pasarás hambre en el colegio y no podrás concentrarte.


—¿Se te va a caer un dedo si me ayudas a poner la mesa?

—María, por favor, ayúdame a poner la mesa mientras acabo de preparar la cena.


—¡Qué pocilga de habitación!

—María, por favor, arregla tu habitación antes de salir de casa.

No lo olvides:
Es más eficaz decir directamente a los hijos qué esperamos de ellos que acusar, discutir y castigar. Seamos directos con nuestras demandas y ofrezcamos razones del porqué de nuestras peticiones.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 4. Ayúdales a gestionar los conflictos

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 6º Primaria
4 Ayúdalos a gestionar los conflictos
¿Cómo reaccionar ante los conflictos con nuestros hijos?

Para analizar cómo reaccionamos ante los conflictos con nuestros hijos, podríamos preguntarnos: “¿Qué prefiero: tener razón, ser feliz o ser justo?”

Tener razón a toda costa

Imagínate que regalas a tu hija unos aretes, y te pide permiso para ponérselos para ir al colegio. No quieres porque tienes miedo de que los pierda y le dices:

—Ni hablar, Sonia. Hoy tienes Educación Física y seguro que los perderías en el vestidor.

Sonia es muy insistente y, finalmente, logra convencerte. Por la tarde, cuando vas a recogerla, en lo primero que te fijas es en si lleva los pendientes y, efectivamente… ¡le falta uno!  Tú, sin demora, te apresuras a replicar en voz alta:

—¡Lo ves, te lo dije!

En situaciones como ésta es comprensible que nos enojemos. Sin embargo, en vez de acusar y regañar, deberíamos esperar hasta estar lo suficientemente tranquilos para hablar.

Después, podemos aprovechar la situación para favorecer el aprendizaje diciéndole, por ejemplo: “¿Qué has aprendido?, ¿qué vas a hacer la próxima vez?”

¿Ser feliz?

Pedro es padre de dos hijos. Llega tarde a casa y, cuando llega, lo último que quiere es discutir con ellos. Como sólo quiere estar bien con los dos, jamás les llama la atención y les permite hacer lo que quieren.

¿Qué consecuencias tendrá este tipo de educación cuando los niños lleguen a la adolescencia?

Hay que tener cuidado si “ser feliz” se traduce en evitar los conflictos a toda costa. Para analizar cómo reaccionamos ante los


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 3. Potencia la comunicación

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 6º Primaria
¿Cómo facilitarla comunicación con nuestros hijos?

La comunicación está condicionada por
factores que pueden favorecer o dificultar el diálogo con nuestros hijos.

Facilita la comunicación…

  • evitar la prepotencia.
  • escoger un lugar adecuado (tranquilo y queno provoque tensión).
  • elegir el momento oportuno (hay que tener tiempo).
  • escuchar activamente, sin dar nada por supuesto.
  • empatizar: “Ya entiendo que te enojes”; “Supongo que te resulta difícil”.
  • pedir su opinión: “¿Qué te parece si…?”;“¿Tú qué opinas?”.
  • manifestar sentimientos o deseos utilizando mensajes en primera persona: “Me molesta que…”; “Me gustaría que…”.
  • mostrarte total o parcialmente de acuerdo con sus argumentos: “Estoy de acuerdo con…”

Obstaculiza la comunicación…

  • acusar, reprochar o amenazar.
  • utilizar el sarcasmo y la ironía.
  • interrumpir a los hijos cuando hablan, sin dejarles terminar.
  • despreciar sus mensajes.
  • no escuchar.
  • hablar con un lenguaje inadecuado.
  • generalizar (“siempre” o “nunca”).
  • enfatizar los aspectos negativos.

Para pensar

  • ¿Qué factores facilitadores de la comunicación utilizo con mi hijo?
  • ¿Qué factores facilitadores de la comunicación necesito incorporar?
  • ¿Qué factores obstaculizadores de la comunicación me impiden comunicarme mejor con mi hijo?
  • ¿Qué factores estoy dispuesto a eliminar en este momento?


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 2. Fomenta su autoestima

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 6º Primaria
PLAN DE TRABAJO

2 Fomenta su autoestima

¿Cómo controlar nuestra infl uencia en las emociones de los niños?

Muchos de nosotros recibimos una educación que nos inculcó ideas erróneas que han
actuado como órdenes inconscientes que nos han perjudicado emocionalmente.

Álex Rovira, en su obra La brújula interior, escribeque estas órdenes se pueden resumir en seis impulsores:

  • Complace
  • Sé perfecto
  • Sé fuerte
  • Date prisa
  • Esfuérzate
  • Ve con cuidado

¿Qué ocurrirá si educamos bajo estos impulsores?

  • Si predomina un “complace” como impulsor, nuestros hijos intentarán ser aceptados y queridos a cualquier precio.
  • Si el impulsor que transmitimos es “sé perfecto”, sufrirán las consecuencias de la propia presión por la perfección. El niño al cual se le repite “puedes hacerlo mejor”, puede interpretar “nunca seré lo sufi cientemente bueno”.
  • Bajo el impulsor “sé fuerte”, se reprimen lasemociones. Por ejemplo, el niño a quien se le repite “los hombres no lloran”, acabará escondiendo sus verdaderos sentimientos.

  • Bajo el impulsor “date prisa” es fácil cometererrores, como comprometerse antes de tiempo o decidir prematuramente.
  • “Esfuérzate” es otro de los males de nuestra civilización cuando ese esfuerzo está mal interpretado.
    Si la idea que subyace es: “las
    cosas que valen son las que se sufren”, nuestros hijos dejarán de valorar aquello en lo que son habilidosos.
  • Finalmente, el impulsor “ve con cuidado” es una clara invitación a no hacer, a quedarse bloqueado, a no arriesgarse.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 1. Conoce a tus hijos

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 6º Primaria
PLAN DE TRABAJO
1 Conoce a tus hijos
¿Cómo son los niños de 10 y 11 años?

Los niños de estas edades son muy sociables y aumentan considerablemente sus relaciones fuera del ámbito familiar.

Más estabilidad emocional

Los niños de 10 y 11 años viven una etapa de tranquilidad emocional, pues, por lo general, han dejado de lado los celos y tienen m ás capacidad de autocontrol, de regulación y de comunicación, lo que les permite una relación social más amplia y satisfactoria.

Sentimientos más complejos

Hay ocasiones en que se generan varias emociones negativas; por ejemplo, “si un amigo me rompiera mi juego electrónico, me sentiría enojado  y también me sentiría triste por quedarme
sin él”.

A veces se dan circunstancias que les provocan emociones contradictorias; por ejemplo, “me molesta tener que arreglar mi cuarto, pero me gusta lo ordenado que queda después”.

Más autonomía

Respecto a la relación con los demás, durante este período, los niños adquieren más autonomía respecto a su familia.

Si bien los padres y hermanos continúan siendo modelos para ellos, también comienzan a serlo profesores,  compañeros, amigos y otras personas de su entorno próximo.

Habilidades sociales

En estas edades los niños suelen compararse con los demás, lo que propicia el desarrollo de habilidades sociales que marcarán sus relaciones futuras


seguir leyendo...

Educar las emociones es posible

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 6º Primaria
Educar las emociones es posible
¿Cómo motivar a nuestros hijos?

Conocer qué motiva a nuestros hijos nos ayudará a entenderlos y a educarlos
desde la emoción.

Lo que realmente mueve al mundo son las emociones. Si buscamos en el origen de la palabra emoción descubriremos que viene del latín ex-movere (ex- signifi ca “fuera” y movere
signifi ca “mover”).

Por tanto, emoción es “aquello que nos mueve”. Curiosamente, emoción comparte origen con otra palabra esencial: motivación.

¿Desde qué emoción te relacionas con tu hijo?

Esta pregunta, quizá difícil de entender a primera vista, da respuesta al porqué de las relaciones que establecemos con nuestros hijos.

  • Desde el amor
    Si yo me relaciono con mi hijo desde la emoción del amor, cualquier cosa que tenga que ver con él atravesará una especie de filtro que hará que todo quede distorsionado, siempre en positivo, por esta emoción.

    Por ejemplo, si el profesor me explica que mi hijo se porta mal en clase, me costará creerlo o, en cualquier caso, voy a disculpar su comportamiento.

  • Desde la furia
    Por el contrario, si me relaciono con mi hijo desde la emoción de la furia o el enojo, cualquier información será considerada en negativo.

Debemos evitar ser demasiado permisivos, y pasar por alto los comportamientos inadecuados de nuestros hijos.

Por otro lado, ser extremadamente duros con ellos, ensañarnos con cada conducta negativa, puede bloquearlos y desmotivarlos.

¿Y si algo no “emociona” a nuestros hijos?

¿Qué pasa con los niños que tienen que hacer tareas de una asignatura que no les agrada? ¿Qué hacen?

Hay dos opciones muy probables:

  • Se aburren y pierden el tiempo “pensando en los cangrejos”.
  • Buscan a su alrededor algo que les interese más: un juego electrónico, ver la televisión, ponerse a jugar… o pelear con sus hermanos.

Lo mismo ocurre con el resto de actividades. ¿En cuáles tu hijo es proactivo y no hace falta que le digas lo que tiene que hacer? ¿En cuáles se convierte en un niño perezoso y siempre
acaba por no tener tiempo para terminarlas?

Para motivar a nuestros hijos debemos identifi – car qué les “mueve”, qué les emociona.

Al conocer qué motiva a nuestros hijos podremos planear estrategias para hacer más atractivas las actividades que les resultan aburridas o demasiado complicadas.

Si nuestra reacción ante las informaciones que nos llegan son generalmente negativas, nuestros hijos difícilmente se sentirán motivados para mejorar o confiar en sus posibilidades.

Sin embargo, si ven que reaccionamos de forma objetiva, será más fácil que encuentren la motivación necesaria para enfrentarse a las situaciones.

¿Consideras que tus emociones “motivan” a tu hijo?

Plan de trabajo para aprender a educar emocionalmente a nuestros hijos
1.-Conoce a tus hijos. ¿Cómo son los niños de 10 y 11 años?
2.-Fomenta su autoestima. ¿Cómo controlar nuestra influencia en las emociones de los niños?
3.-Potencia la comunicación. ¿Cómo facilitar la comunicación con nuestros hijos?
4.-Ayúdales a gestionar los conflictos. ¿Cómo reaccionar ante los conflictos con nuestros hijos?
5.-Analiza un caso práctico. ¿Qué hacer con el niño que no colabora en casa?
6.-Colabora con sus profesores. ¿Cómo favorecer la labor del profesor?


seguir leyendo...

Ser padres, un aprendizaje diario

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 6º Primaria
Ser padres, un aprendizaje diario
¿Cómo afrontar la educación de nuestros hijos?

La actitud que adoptemos ante las dificultades que puedan surgir en la educación de nuestros hijos marcará la forma en que ellos solucionarán los contratiempos cuando sean adultos.

Si damos demasiada importancia a los fracasos o a las contrariedades, probablemente nos sentiremos frustrados y haremos los problemas más grandes de lo que son.

Sin embargo, si somos concientes de nuestras virtudes y potencialidades y de las de nuestros hijos, y vemos el lado positivo de cada situación, nos sentiremos más fuertes y haremos frente a las adversidades con más optimismo y eficacia.

Para cambiar nuestro punto de vista podemos construir un escudo personal, que nos ayudará a conocer nuestros puntos fuertes desde los que afrontar los retos del futuro.

¿Cómo crear nuestro escudo personal?

Dibuja un escudo dividido en cuatro secciones. En cada una hay que escribir o representar mediante un dibujo, los siguientes aspectos:

  • Parte superior izquierda: dos éxitos del pasado relacionados con la educación de nuestros hijos (dificultades de aprendizaje superadas, conflictos emocionales encauzados…).
  • Parte superior derecha: dos retos para el futuro (pasar más tiempo con la familia, conseguir que los hijos sean más ordenados…).
  • Parte inferior izquierda: dos virtudes nuestras (sentido del humor, comprensión…).
  • Parte inferior derecha: dos virtudes de nuestros hijos (buen rendimiento académico, generosidad…).

La banda inferior se utilizará para escribir un lema que nos diremos a nosotros mismos frente a cualquier obstáculo que surja; por ejemplo: “¡Si queremos, podemos!”.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 6. Colabora con sus profesores

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 5º Primaria
PLAN DE TRABAJO

6 Colabora consus profesores

¿Cómo puedes apoyar la labor del profesor?
La familia y la escuela deben trabajar en la misma dirección. Para ello, es necesario que tengan una relación basada en la confi anza, el diálogo y la colaboración.

Ayuda a tu hijo a cumplir las normas

Si somos capaces de transmitir esta idea a nuestros hijos, valorarán positivamente las normas del colegio y comprenderán que son necesarias para la convivencia.

Infórmate sobre la evolución de tu hijo

Es cierto que los niños más pequeños son menos autónomos y necesitan un seguimiento continuo y cercano. Asimismo, requieren ayuda para mantener un ritmo adecuado de aprendizaje y maduración personal.

Cuidado con las críticas

Como personas referentes que somos de nuestros hijos debemos mostrar una actitud de respeto y valoración hacia el profesorado.

Cambia tu lenguaje para ayudar a tus hijos a cambiar sus emociones

Decimos: “Lo único que sabe hacer tu profesor es castigar”.

Mejor decir: “Si incumples las normas, debes asumir las consecuencias”.

Decimos: “Mira qué notas ha sacado
tu compañero”.

Mejor decir: “No quiero un hijo perfecto, quiero lo mejor de ti”.

Decimos: “Eres un desastre; no tienes remedio”.

Mejor decir: “Si te lo propones, puedes
cambiar” Tus profesores y nosotros vamos a ayudarte”.

Decimos: “Tu profesor no tiene razón; no le hagas caso”.

Mejor decir: “Hablaré con tu profesor para ver qué ha pasado”


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 5. Analiza un caso práctico

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 5º Primaria
PLAN DE TRABAJO

5 Analiza un caso práctico

¿Qué pasa con el niño que no hace caso y no corrige su comportamiento?

Ana es pintora. A su hija Sara le gusta utilizar sus pinturas para hacer los trabajos de clase. A Ana no le importa y lo único que le pide es que, cuando termine de pintar, limpie los pinceles, tape las pinturas y guarde todo en su sitio. Sin embargo, Sara no parece tenerlo en cuenta.

Cuando la madre de Sara encontró sobre la mesa los pinceles sucios y secos, ¿qué hizo?

  • Expresó sus sentimientos y sus razones de manera rotunda:
    —Sara, me molesta que te preste mis cosas y no las limpies ni las recojas.
  • Dejó claras sus expectativas:
    —Cuando te dejo mis pinturas y pinceles, quiero que los guardes limpios en su sitio para que puedan usarse de nuevo.

Si a pesar de todo, los “olvidos” se repitieran, ¿qué podría hacer Ana?

  • Poner condiciones y hacer advertencias:
    —A partir de ahora, si quieres utilizar las pinturas y los pinceles, tendrás que pedirme permiso y devolvérmelos en buen estado, o no te los volveré a prestar.
  • Poner en práctica lo prometido:
    —Lo siento, pero necesito saber que las pinturas y los pinceles estarán en buenas condiciones la próxima vez que tenga que usarlos y, de momento, la única manera de segurarme es que solamente los utilice yo.

No lo olvides:
Ante un mal comportamiento reincidente, comunica a tu hijo con claridad qué esperas de él y actúa con coherencia y firmeza. Dale la posibilidad de mejorar y avisa antes de reprimir. No amenaces con acciones que no vayas a cumplir


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 4. Ayúdales a gestionar los conflictos.

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 5º Primaria

PLAN DE TRABAJO
4 Ayúdalos a gestionar los conflictos
¿Cómo hacer frente a los conflictos en la familia?

De la manera en que un niño aprenda a solucionar los confl ictos en casa, dependerá en gran medida la forma en que los afronte en el colegio.

La palabra confl icto viene acompañada de una connotación negativa que predispone a buscar desesperadamente la forma de eliminar los problemas de nuestra vida. Resultado: un fracaso. ¿Por qué? Sencillamente, porque el confl icto es inherente al ser humano.

Las personas somos diferentes, tenemos pensamientos y sentimientos diversos e interpretamos el mundo de manera distinta. ¿Cómo pretender eliminar los confl ictos considerando
estas diferencias?

El confl icto es un aviso. Es una especie de alarma que nos informa si algo no va bien, si hay aspectos que revisar y mejorar.

Si ante esta señal lo que hacemos es huir o negarla, el confl icto permanecerá, con el peligro de que empeore y cueste más solucionarlo. El problema no es tener confl ictos, sino la forma de afrontarlos.

Resulta muy extraña una familia donde aparentemente nunca pasa nada, donde nadie discute (tendríamos que ver cómo transcurren en ella “las aguas subterráneas”).

Tenemos que ser capaces de transmitir el signifi cado de confl icto a nuestros hijos, ya que durante su vida tendrán que enfrentarse inevitablemente a diversas situaciones problemáticas.

Para que en el futuro sean adultos competentes en lo que respecta al manejo y regulación de sus emociones, debemos ayudarlos a afrontar los confl ictos, evitando reacciones de huida, violencia o negación.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 3. Potencia la comunicación

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 5º Primaria
PLAN DE TRABAJO

3 Potencia la comunicación

¿Cómo mejorar la comunicación en de la familia?

Dialogar con nuestros hijos es uno de los actos más generosos que podemos ofrecerles y la mejor estrategia para hacerlos crecer con
autoestima.

El dicho popular afi rma “Hablando se entiende la gente” Quizá nos podamos cuestionar qué pasaría si realmente fuera así. Probablemente, el resultado sería un conjunto de individuos
“monologando” en grupo.

Para garantizar la buena comunicación, sería más adecuada la expresión “dialogando se entiende la gente”. Esta idea es perfectamente aplicable al ámbito familiar.

Muchas veces es más importante el hecho de que nuestros hijos se sientan escuchados que aquello que nos están contando. Pensemos en
cómo nos hacen sentir las personas que verdaderamente nos prestan atención.

Escuchar no es lo mismo que oír

Si estás preparando la cena en la cocina y tu hijo necesita hablar contigo de algo importante, no intentes ser un hombre o una mujer “orquesta” y hacer ambas cosas a la vez porque
si lo haces el mensaje que transmites es:

“Son tan importante las enchiladas que estoy cocinando como lo que me estás contando.”

¿Qué hacer?

Es mejor decirle a tu hijo que no puedes hablar, que prefi eres acabar lo que estás haciendo y dedicarle toda tu atención después, sin interrupciones
ni distracciones. Es tan sencillo como pedir tiempo, igual que en los partidos de basquetbol.

Hay que buscar un lugar adecuado para dialogar con nuestros hijos y dedicarles el tiempo necesario. Si se sienten escuchados y les prestamos
atención, les haremos sentir valiosos y fomentaremos su confi anza en nosotros


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 2. Fomenta su autoestima

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 5º Primaria
PLAN DE TRABAJO

2 Fomenta su autoestima

¿Cómo ayudar a nuestros hijos a tener autoestima?

Aunque no existen patrones familiares comunes a todos los niños es incuestionable que la intervención de la familia infl uye en la autoestima de los hijos.

Autoestima: herencia + aprendizaje

La autoestima tiene una parte innata determinada genéticamente y una parte aprendida mediante la educación y el trato recibido en el entorno.

Es desde esta última parte, es decir, el entorno familiar donde existe la posibilidad de educar, desde donde podemos trabajar para potenciar la autoestima de nuestros hijos. En cuanto a la parte innata, se trata de aceptarles tal como son, sin pretender cambiarlos.

Del niño ideal a nuestro hijo

Es inevitable que, en el momento de tener un hijo, los padres proyecten su idea de “niño o niña ideal”.

A veces la realidad dista mucho de aquel sueño y, si caemos en la comparación, pueden aparecer las temidas frustraciones. Cuanto mayor es un hijo, más acentuada puede ser esa desilusión,
puesto que disminuye nuestra capacidad de infl uencia.

La adolescencia es el periodo de máximo desengaño si no se ha producido adecuadamente el proceso de aceptación de los hijos tal como son. ¿Cómo evitarlo? Metafóricamente hablando, podríamos resumirlo de la siguiente manera: “Si en casa tenemos un naranjo, no esperemos obtener limones.”

En todo caso, se trata de disfrutar las naranjas que nos brinda ese árbol


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 1. Conoce a tus hijos.

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 5º Primaria
PLAN DE TRABAJO

1 Conoce a tus hijos

¿Cómo son los niños de 10 y 11 años?

Los niños de estas edades son muy sociables y aumentan considerablemente sus relaciones fuera del ámbito familiar.

Mayor estabilidad emocional

Los niños de 10 y 11 años viven una etapa de tranquilidad emocional, considerando que, por lo general, han dejado de lado los celos y tienen mayor capacidad de autocontrol, de
regulación y comunicación, lo que permite que se relacionen más y de manera satisfactoria.

Sentimientos más complejos

Hay ocasiones en las que se generan varias emociones negativas, por ejemplo: “Si un amigo me rompiera mi videojuego, me sentiría enojado y también me sentiría triste por quedarme sin mi aparato”.

A veces se dan circunstancias en las que surgen emociones contradictorias, por ejemplo, “Me da coraje tener que arreglar mi cuarto, pero me gusta lo ordenado que queda”.

Mayor autonomía

Respecto a la relación con los demás, durante este período, los niños adquieren mayor autonomía respecto a su familia.

Si bien los padres y los hermanos continúan siendo modelos para los niños, también los profesores, compañeros, amigos y otras personas de su entorno próximo comenzarán a serlo.

Habilidades sociales

En estas edades los niños suelen compararse con los demás, lo que propicia el desarrollo de habilidades sociales que marcarán sus relaciones futuras


seguir leyendo...

Educar las emociones es posible

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 5º Primaria
Educar las emociones es posible
¿Cómo educar a nuestros hijos a partir de sus emociones?

Tenemos la oportunidad de frenar la historia de “analfabetismo” emocional que se ha repetido generación tras generación.

Pensemos en la frase de Antonio Blay:

Cierto, ¿no? Todos hemos comprobado la difi cultad que tenemos para cambiar y mejorar ciertos “malos hábitos” de comportamiento o pensamientos erróneos que difi cultan nuestro
bienestar y nuestras relaciones.

Aprender para enseñar

Nuestros hijos merecen que tomemos esta gran responsabilidad con ilusión y con gran entusiasmo.

¿Cómo demostrarlo? Si partimos de que los padres son personas adultas equilibradas, parece incuestionable afi rmar que éstos educan a sus hijos lo mejor que pueden.

Quizá su forma de actuar no sea la mejor, pero nadie educa mal deliberadamente, lo que ocurre es que sencillamente, no saben hacerlo de otra manera.

Esta idea puede ayudarnos a entender la educación recibida de nuestros padres, cuando consideramos que no fue la más recomendable. ¿Ellos lo hicieron mal de manera deliberada? Seguramente no.

La mayoría de nosotros no recibió educación emocional durante la infancia. En este sentido, hemos crecido de forma más o menos “analfabeta” o ignorante, lo que ha provocado ciertas
carencias en nuestro desarrollo emocional.

Esto hace aún más evidente la necesidad de ayudar a nuestros hijos desde pequeños a identifi car sus sentimientos y a manejarlos adecuadamente.

La familia, pilar esencial

Como padres y madres, es necesario admitir que la base de la educación emocional se forma dentro de la familia y no únicamente en la escuela.

Tenemos que ver desde otra perspectiva lo que a veces consideramos una carga, y darnos cuenta de lo maravillosa que es la labor de educar a nuestros hijos y hacerlos crecer como seres humanos, sólidos emocionalmente.

Para ellos, posiblemente seamos los referentes más importantes en sus vidas o, al menos, lo seremos durante muchos años. Considerando lo anterior, ¿qué huella queremos dejar en nuestros hijos?

Plan de trabajo para aprender a educar emocionalmente a nuestros hijos
1.-Conoce a tus hijos. ¿Cómo son los niños de 10 y 11 años?
2.-Fomenta su autoestima. Cómo ayudar a nuestros hijos a tener una buena autoestima.
3.-Potencia la comunicación. Cómo mejorar la comunicación en la familia.
4.-Ayúdales a gestionar los confl ictos. Cómo hacer frente a los confl ictos en la familia.
5.-Analiza un caso práctico. El niño que no hace caso y no corrige su comportamiento.
6.-Colabora con sus profesores. Cómo apoyar la labor del profesor


seguir leyendo...

Ser padres, un aprendizaje diario

escrito el 7 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 5º Primaria
Ser padres, un aprendizaje diario
¿Cómo mejorar las habilidades emocionales
de nuestra familia?

Para lograr un adecuado desarrollo
de las habilidades emocionales de
nuestros hijos es necesario poner los
cimientos desde el propio hogar.

¿Cómo educar a nuestros hijos? ¿Qué transmitirles? ¿Cómo comportarnos con ellos? En defi nitiva, ¿cuál es nuestra misión?

Siendo conscientes de para qué o por qué hacemos lo que hacemos, afrontaremos con mayor satisfacción los desafíos de ser padre o madre.

Ladrillo tras ladrillo

Para levantar una catedral hay que poner ladrillos, uno a uno, de forma ordenada, con paciencia y conforme a un plan de construcción.

Si sólo vemos el ladrillo que ponemos, corremos el peligro de que la educación nos resulte muy pesada, aburrida y poco satisfactoria a corto plazo.

¿Cuál es nuestra misión?

Para descubrirla, utilizaremos un poderoso recurso: el cuento.

Había una vez (porque todos los cuentos empiezan así) un hombre que caminaba por la calle. Se encontró una zona en obras donde había varios albañiles trabajando. Se acercó a
uno y le preguntó:

—Buenos días, buen hombre. Perdone que le interrumpa, ¿qué hace?

El obrero le contestó:

—¿No lo ve? Estoy poniendo ladrillos.

A continuación, el hombre se despidió, dándole las gracias.

Un poco más adelante, se encontró con otro albañil. Igualmente, se acercó a él y le preguntó:

—Buenos días, buen hombre. Perdone que le interrumpa, ¿qué hace?

El trabajador le contestó:

—¿No lo ve? Estoy levantando paredes.

A continuación, el hombre se despidió, no sin antes darle las gracias.

Continuó caminando y se encontró con otro obrero. De nuevo, se acercó a él y le preguntó:

—Buenos días, buen hombre. Perdone que le interrumpa, ¿qué hace?

El albañil le contestó:

—¿No lo ve? ¡Estoy construyendo una catedral!

En cambio, si somos conscientes de que varias
paredes fi nalmente formarán “una catedral”,
asumiremos nuestra tarea con otra actitud
y con fuerza renovada, porque nos daremos
cuenta del sentido que tiene nuestro esfuerzo.

No debemos olvidar que cada “catedral” es
distinta y que durante la construcción habrá
momentos difíciles en los que quizá tengamos
que derribar paredes para volver a construirlas.

Más que “construir” a nuestros hijos, lo que hacemos
es ayudarles a madurar y a desarrollarse,
pero no según nuestros gustos o preferencias,
sino considerando que ellos son personas con
una identidad y proyección propias.

Para pensar

Con base en el cuento anterior, podemos analizar
nuestra propia experiencia y responder las
siguientes preguntas:

  • ¿Qué catedral estoy construyendo?
  • ¿Qué pilares la sustentan?
  • ¿Qué ladrillos necesito para construir esta catedral?
  • ¿Qué personas participan en su construcción y cómo colaboran para que esta catedral se mantenga en pie o crezca?
  • ¿He tenido que derrumbar alguna pared para volver a construirla?
  • ¿Qué otras actividades debo realizar para alcanzar mi meta?
  • Las actividades que realizo, ¿son compatibles con la construcción de la catedral?


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 6. Colabora con sus profesores

escrito el 6 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 4º Primaria
PLAN DE TRABAJO

6 Colabora consus profesores

¿Cómo puedes apoyar la labor del profesor?
Mantener contacto directo con los profesores de nuestros hijos nos ayudará a
entender sus decisiones y apoyar su trabajo.

Ante cualquier confl icto, habla directamente con el profesor de tu hijo

En general, recibimos información muy reducida y parcial de lo que realmente ocurre en clase. Antes de enjuiciar y sacar conclusiones, debemos hablar con el profesor para aclarar cualquier duda.

Si surgen problemas, no esperes demasiado para solucionarlos

Si nuestro hijo necesita reforzar alguna materia o corregir su comportamiento, debemos poner remedio cuanto antes. No podemos esperar hasta el último bimestre y pretender progresar
en un mes lo que se debía avanzar durante todo el curso.

Ayuda a tu hijo a establecer una rutina de estudio

Para evitar los excesos de última hora, ayuda a tu hijo a establecer una rutina diaria de estudio para hacer la tarea y repasar los temas de las distintas asignaturas.

Cambia tu lenguaje para cambiar sus emociones

¡Cuánta tarea te dejan!

Si tienes tanta tarea, quizá no acabas
los ejercicios de clase. Hablaré con tu
profesor para ver qué ocurre.

Hablaré con el director. Ya verá tu profesor.

Hablaré con tu profesor antes de
quejarme en la dirección.

Si repruebas el curso, buscaremos un
profesor particular.

Vamos a practicar un poco cada día,
hasta que mejores.

Hoy no tienes tarea, así que puedes jugar toda la tarde.

Aunque no tengas tarea, repasa lo que
te enseñaron en clase.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 5. Analiza un caso práctico

escrito el 6 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 4º Primaria
PLAN DE TRABAJO

5 Analiza un caso práctico
¿Qué hacer con el niño que está enojado?

El profesor le pide a Martha que entregue un trabajo antes de irse a casa. Ella tiene la intención de terminarlo pero, preocupada por el examen de inglés, se olvida completamente del trabajo.

Cuando sale de clase, se presenta su profesor de Maemáticas. Martha intenta explicarse,pero el profesor la interrumpe: “¡No me interesan las excusas! ¡Estás castigada!”.

Una vez en casa, Marta habla con su madre y le comenta muy enojada lo ocurrido.

Ante esta situación, ¿cómo podría reaccionar la madre de Martha ante el enojo de su hija?

Respuesta 1

—¿Cómo olvidaste de hacer la tarea de Matemáticas? Eres un desastre.

Respuesta 2

—¡Caramba, qué experiencia tan desagradable!Debió ser duro.

Respuesta 3

—¿Sabes qué podrías hacer? Mañana a primera hora vas a ver al profesor, le pides disculpas y le entregas el trabajo terminado.

Si tienes suerte, lo aceptará. Si, a pesar de todo, no lo acepta, piensa que al menos tendrá en cuenta que al fi nal te esforzaste.

Respuesta 4

—¡Mira, hija, es lo que hay! Las cosas no siempre alen como uno quiere.

Si analizamos cada respuesta, nos daremos cuenta de los distintos sentimientos que podemos provocar según nuestra actitud de escucha y nuestra respuesta.

Lo primero que debemos hacer es intentar calmar a nuestros hijos. Si intentamos razonar cuando aún están demasiado ofuscados, sólo alimentaremos su enojo.

No lo olvides:
Ante el enojo de nuestros hijos, conviene ser conscientes del efecto de nuestras palabras y acciones.

Si somos comprensivos y nos ponemos en su lugar, será más fácil que se desahoguen y solucionen los
problemas antes y de forma más efectiva.Pacciones.

Para pensar

  • ¿Cómo sueles reaccionar ante los enojos de tu hijo?
  • ¿Cómo infl uyen tus reacciones en sus emociones?
  • ¿Podrías mejorar tu actitud ante sus enojos?¿Cómo?


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 4. Ayúdales a gestionar los conflictos

escrito el 6 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 4º Primaria
PLAN DE TRABAJO

4 Ayúdalos a gestionar los conflictos

¿Cómo prevenir y solucionar
los confl ictos dentro de la familia?

No es lo mismo educar a los niños dando respuesta a sus deseos, que dando respuesta a sus necesidades.

Si a un niño le preguntas: “¿Qué quieres?”, la respuesta, sin lugar a dudas, no se haría esperar: “¡Todo!”.

  • ¿Desea límites el niño? ¡No! Pues que haga lo que quiera, pobrecito…
  • ¿Desea un niño comer verdura o pescado? ¡No! Pues le damos sólo lo que le gusta, pobrecito…
  • ¿Desea un niño apagar el televisor y ponerse a hacer la tarea? ¡No! Pues que continúe viendo televisión, pobrecito…

¿Desea un niño apagar el televisor y ponerse a hacer la tarea? ¡No! Pues que continúe viendo televisión, pobrecito… Si pretendemos educar dando respuestas a las necesidades, el modo de actuación sería
muy diferente.

  • ¿Necesita límites el niño? ¡Claro! Pues pongamos límites cuando sea necesario.
  • ¿Necesita un niño comer verdura o pescado? ¡Claro! Pues en este caso, si hace falta, tendremos que insistir en que coma todo tipo de alimentos.
  • ¿Necesita un niño hacer su tarea? ¡Claro! Por tanto, no hay discusión ni negociación posible: no se ve televisión hasta que no esté terminada la tarea.
  • ¿Necesita un niño demostraciones de afecto y reconocimiento? ¡Claro! Hay que ser generosos a la hora de demostrar a nuestros hijos que los queremos.

Debemos alejarnos de la idea del amor entendido como buscar “la satisfacción incondicional del otro”.

Educar atendiendo a las necesidades no es una fórmula infalible, pero es un criterio de actuación muy útil para decidir con más acierto qué respuesta dar en cada caso.

Y tú, ¿cómo educas a tus hijos? ¿Das respuesta a sus deseos o a sus necesidades?


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 2. Fomenta su autoestima

escrito el 6 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 4º Primaria
PLAN DE TRABAJO

2 Fomenta su autoestima

¿Cómo ayudar a nuestros hijos a ser autónomos e independientes?

Educar es el proceso de guiar al otro hacia sí mismo, hacia quien realmente es… y no hacia quien nosotros queramos que sea.

Decía Carl Rogers: “El niño que se siente escuchado, crece seguro de sí mismo, mientras que el que no es escuchado deja un gran espacio para el deseo del otro, que va cubriendo, tapando, desplazando y ahogando progresivamente el propio deseo”.

Dice muy acertadamente Antoine de Saint-Exupèry (autor de El principito):

“El verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es”.

Para conseguir que nuestros hijos tengan un adecuado desarrollo emocional, necesitamos generar un ambiente de confi anza dentro de la familia en el cual…

  • Se pueda hablar con libertad, sin tabúes ni temas prohibidos.
  • Se escuche, respete y valore la opinión de todos.
  • Haya convicciones razonadas y siempre discutibles.
  • Nunca se escuche: “¡Tú, callate!”.
  • Todos podamos expresar nuestras opiniones, sin recibir descalifi caciones.
  • Se reconozcan y valoren los pequeños éxitos de cada uno.
  • Se juzguen los hechos y no a las personas.
  • Se acepten todos los sentimientos, pero no todas las acciones.
  • No se presuponga mala intención por parte de nadie.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 1. Conoce a tus hijos

escrito el 6 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 4º Primaria
PLAN DE TRABAJO

1 Conoce a tus hijos

¿Cómo son los niños de 8 y 9 años?

Durante esta etapa, va mejorando la comprensión de los niños sobre sus sentimientos y su capacidad de regular sus emociones.

Diferencian lo que sienten y lo que expresan

Los niños de esta edad son capaces de ocultar sus sentimientos a los demás.

Son conscientes de que signifi ca aparentar una emoción. Por tanto, comienzan a darse cuenta de que las demás personas tal vez ocultan lo que sienten.

Tienen mayor capacidad de autocontrol

Nuestros hijos aprenderán progresivamente a evaluar, regular y modifi car sus emociones; es decir, a comprender qué sienten, a controlar sus impulsos y, en caso de emociones negativas, a buscar la manera de sentirse mejor.

Saben qué hacer para sentirse mejor

Respecto a la regulación y modifi cación de su conducta, comienzan a emplear conscientemente estrategias para distraerse y sentirse mejor, como jugar o pensar en otra cosa.

Se enriquecen sus relaciones con los demás

En cuanto a las interacciones entre iguales, nos encontramos en una etapa de cambio en la que se van sustituyendo las interacciones físicas por las verbales. Por otro lado, pasan de los
juegos de imitación a otros que tienen reglas, como los deportes o los juegos de mesa.


seguir leyendo...

Educar las emociones es posible

escrito el 6 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 4º Primaria
Educar las emociones es posible
¿Cómo ayudar a nuestros hijos a que sean más “inteligentes”?

 

Desarrollar la inteligencia de nuestros hijos no consiste únicamente en ejercitar su capacidad numérica o verbal. Hay que tener en cuenta otras dimensiones, entre otras, la inteligencia emocional.

Tradicionalmente, la inteligencia era defi nida como una entidad única, medible y estable en el tiempo. La mejor manera de determinar su nivel era mediante pruebas psicotécnicas que medían la habilidad y rapidez de la persona para resolver problemas, principalmente lógico-matemáticos y verbales.

Diversas investigaciones han demostrado que este planteamiento es limitado y que, en realidad, la inteligencia tiene múltiples dimensiones.

Howard Gardner sostiene que todos tenemos más de una inteligencia y que desarrollamos cada una de ellas en diferente grado.

En su teoría de las inteligencias múltiples presenta hasta nueve tipos de inteligencia:

  • Musical
  • Cinético-corporal
  • Lógico-matemática
  • Espacial
  • Lingüística
  • Interpersonal
  • Intrapersonal
  • Existencial
  • Naturalista

Nuestros hijos pueden ser muy inteligentes en unas áreas determinadas y, sin embargo, presentar importantes carencias en otras.

No se trata de que se esfuercen únicamente en lo que les gusta y se les da bien, dejando de lado aquello que les desagrada o en lo que son menos capaces.

La idea es que se desarrollen en todos los ámbitos aceptando sus limitaciones. Recordemos que los primeros en aceptar dichas limitaciones debemos ser los padres. Desarrollar la inteligencia de nues

Potenciar aptitudes y capacidades

Al forzar a un niño a ser mejor en lo que, simplemente no puede dar más, sólo se consigue frustrarlo, crearle inseguridad y desperdiciar sus capacidades en otros terrenos.

¿Quién dijo que es mejor ser buen matemático que buen artista, músico o psicólogo?

Cuando en un futuro se incorporen al mercado laboral, las habilidades más valoradas no serán precisamente la rapidez de cálculo numérico o la capacidad memorística.

Puede ocurrir que, consciente o inconscientemente, valoremos más unas inteligencias que otras.

¿Tiene más valor tener una gran inteligencia lógico-matemática que una adecuada inteligencia emocional?

Dada la probable respuesta negativa a estas preguntas, queda justificada la importancia de desarrollar la inteligencia en todas sus dimensiones.

Plan de trabajo para aprender a educar emocionalmente a nuestros hijos
1.-¿Conoce a tus hijos. ¿Cómo son los niños de 8 y 9 años?
2.-Fomenta su autoestima. ¿Cómo ayudar a nuestros hijos a ser autónomos e independientes?
3.-Potencia la comunicación. ¿Cómo mejorar la comunicación dentro de la familia?
4.-Ayúdalos a gestionar los conflictos. ¿Cómo prevenir y solucionar los conflictos dentro de la familia?
5.-Analiza un caso práctico. ¿Qué hacer con el niño que está enojado?
6.-Colabora con sus profesores. ¿Cómo puedes apoyar la labor del profesor?


seguir leyendo...

Ser padres, un aprendizaje diario

escrito el 6 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 4º Primaria
Ser padres, un aprendizaje diario
¿Cómo mejorar nuestras habilidades para la vida y el bienestar familiar?

Para educar emocionalmente a nuestros hijos, antes debemos conocer nuestra situación familiar, refl exionando sobre los distintos ámbitos que forman parte de nuestro día a día.

Nuestro papel como padres y madres está íntimamente relacionado con los demás ámbitos de nuestra vida, y es necesario que exista una relación equilibrada entre los distintos aspectos de nuestra realidad.

El objetivo no es buscar la perfección, cosa imposible, sino lograr la situación óptima teniendo en cuenta nuestras posibilidades y limitaciones. En defi nitiva, se trata de sacar lo mejor de cada
uno para lograr el mayor bienestar familiar posible.

Para averiguar cuál es nuestra situación familiar actual, podemos realizar con nuestros hijos una dinámica llamada la rueda de la vida.

Habrá familias para quienes las áreas mencionadas anteriormente sean representativas. Sin embargo, otras necesitarán añadir o eliminar categorías. Nuestra “rueda” debe ajustarse a las particularidades de nuestra casa.

Una vez establecidas las distintas secciones, marcaremos en qué nivel de satisfacción nos encontramos en cada una de ellas. Puntuaremos de 1 a 10 cada ámbito, el 10 será el nivel mayor de satisfacción y el 1, el menor.

Después colorearemos, de un color distinto al sector en el que nos encontremos, el nivel de satisfacción

que desearíamos alcanzar en cada área de aquí a un año (o cualquier otro plazo que se considere conveniente).

Una vez completada nuestra rueda de la vida, decidiremos en qué y cómo queremos mejorar. Para ello, seleccionaremos las áreas que más nos interesen y nos fijaremos algunas metas.

Esta misma actividad se puede realizar sobre aspectos concretos. Por ejemplo, podemos hacer una rueda centrándonos en nuestras relaciones sociales (relaciones con los amigos, convivencia con los vecinos, etcétera).
Guía

La rueda de la vida

Para nuestra rueda de la vida, dibujaremos diez círculos concéntricos divididos en varias secciones.

A continuación, dibujaremos varios sectores que representarán distintos aspectos de nuestra vida. En este caso, haremos los siguientes bloques.

  • Familia: si nos encontramos valorados por nuestra familia y si el entorno familiar constituye un espacio de comprensión y apoyo.
  • Trabajo: hasta qué punto está conciliada la vida laboral y familiar.
  • Relaciones sociales: si consideramos que tenemos una vida social satisfactoria.
  • Ocio: si durante nuestro tiempo libre realizamos actividades que favorecen las relaciones familiares.
  • Colegio: hasta qué punto existe una adecuada comunicación y coordinación entre la familia y el colegio.

Para que esta actividad sea representativa de nuestro hogar, deben recogerse las opiniones de todos los miembros de la familia, valorando por igual todas las ideas.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 6. Colabora con sus profesores.

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 3º Primaria

PLAN DE TRABAJO
6 Colabora con sus profesores
¿Cómo apoyar la labor del profesor?

La mejor manera de garantizar coherencia entre lo que los niños ven en el colegio y en casa es que padres y profesores estemos coordinados.

Asiste a las reuniones escolares

Aunque se repiten algunas informaciones de unos cursos a otros, siempre hay aspectos nuevos de los que conviene estar informado. No olvides concertar reuniones individuales para tratar aspectos concretos de tu hijo.

Busca la objetividad

Es inevitable que los padres seamos parciales, sobre todo en situaciones en las que se pone en entredicho el comportamiento o la actitud de nuestro hijo. Debemos esforzarnos por valorarla visión más objetiva del profesor.

Haz que tu hijo sea independiente

Cuando tu hijo tenga algún confl icto con sus compañeros, aunque lo aconsejes y lo apoyes, anímale a que lo solucione él solo. Si ante cualquier pequeña desavenencia que se presente, vas corriendo a defenderlo, no aprenderá a resolver los confl ictos por sí mismo y se sentirá demasiado inseguro cuando no estés tú.

Cambia tu lenguaje para cambiar sus emociones

Cambia tu lenguaje para cambiar sus
emociones

No hace falta que hable con tu profesor; vas muy bien.

Voy a pedirle una cita a tu profesor para vercómo vas.

Tu profesor es muy estricto.

Si te esfuerzas más, seguro que sacas mejores notas.

La culpa la tiene tu compañero.

Piensa si tú también tienes parte de culpa.

Voy a hablar con la madre de Juan.

Dile a Juan que no se meta contigo. Si no te hace caso, habla con tu profesor.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 5. Analiza un caso práctico.

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 3º Primaria

PLAN DE TRABAJO
5 Analiza un caso práctico
¿Qué hacer con el niño que no se quiere ir a la cama?

Cada noche ocurre lo mismo. El padre de Carla tiene que insistir una y otra vez para que su hija se vaya a dormir.

—Por favor, Carla, vete a la cama. Ya son las 9 de la noche.

—Papá, déjame acabar de ver la película…

—Carla, cada noche estamos con la misma historia. Lo siento, se apaga el televisor y te vas a la cama. Dentro de un minuto voy a darte el beso de las buenas noches.

—Está bien, papá, arreglo algunas cosas que tengo que llevar al colegio mañana y me voy a la cama en seguida —contesta Carla sin dejar de ver la televisión.

El padre de la niña, al darse cuenta de que ella manipula la situación a su conveniencia, empieza a sentir enojo:

—¡Date prisa y recoge, que ya es muy tarde!

Darse prisa no es precisamente lo que hace su hija Carla; su padre, ya harto y enojado, empieza a gritarle:

—¿Crees que soy tonto o qué? ¡Vete a la cama ahora mismo!

Al fi nal, ¿qué consiguió el padre de Carla con su reacción? Discutir con su hija y que la niña se vaya a la cama demasiado tarde y además muy enojada.

Si una situación se repite día tras día, probablemente sea necesario que cambiemos de estrategia.

¿Qué hacer ante el confl icto?

  • Ignorar las protestas.
  • Dejar bien claras las intenciones (en este caso, que el niño se vaya a dormir a las nueve).
  • Crear una rutina agradable antes de irse a dormir (una pequeña charla, una lectura…).
  • Advertir al hijo de las posibles consecuencias si no cumple con la norma de acostarse a las nueve.
  • Si observas que generalmente no tiene sueño al acostarse, modifi ca la hora de levantarse.

No lo olvides!
Si a tu hijo le cuesta trabajo irse a dormir, sé fi rme y no hagas caso de sus excusas. Intenta crear un clima relajado y agradable y no alterarte, para que esto no se convierta en un motivo diario de discusión.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 4. Ayúdalos a gestionar los confl ictos.

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 3º Primaria

PLAN DE TRABAJO
4 Ayúdalos a gestionar los conflictos
¿Cómo utilizar la ecología emocional para disminuir y resolver los conflictos?

Si tenemos en cuenta los principios de la ecología emocional, sabremos qué hacer para mejorar la convivencia y minimizar los confl ictos que surjan en la familia.

¿Qué es la ecología emocional?

“La ecología emocional es el arte de gestionar nuestras emociones de tal forma que su energía sirva para mejorarnos a nosotros mismos, aumentarla calidad de nuestras relaciones y tener más cuidado del mundo que nos rodea” (Maria Mercè Conangla y Jaume Soler, 2002).

¿En qué se basa?

La ecología emocional se basa en tres principios.

  • Principio de responsabilidad en la gestión de nuestras emociones: no podemos decidir lo que sentimos, pero sí lo que hacemos.
  • Principio de prevención: debemos hacer buen uso de nuestra energía emocional y no derrocharla en acciones negativas o autodestructivas, para poder enfrentarnos adecuadamente los retos en la vida.
  • Principio del respeto: es necesario crear un clima emocional positivo, basado en el respeto mutuo.¿

¿Cómo nos ayuda?

Ante un confl icto, la ecología emocional nos propone lo siguiente.

  • No limitarnos a regañar, reprochar o darle vueltas a un enojo. Ponernos en el lugar del otro y buscar cómo solucionar los choques personales es la manera más rápida y positiva
    de aprovechar al máximo nuestra energía.
  • Favorecer sentimientos positivos: ternura, compasión, serenidad o gratitud.
  • Al comunicarnos, evitar expresiones “dardo”, que hieren, y utilizar expresiones “puente”, que unen.
  • Centrarnos en nuestra mejora personal en vez de insistir en querer cambiar a los demás.
  • Cuando nos invada un sentimiento negativo (ira, tristeza…), poner en práctica actividades o acciones que nos ayuden a superar esa emoción.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 3. Potencia la comunicación.

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 3º Primaria

PLAN DE TRABAJO
3 Potencia la comunicación
¿Cómo mejorar
la comunicación
en la familia?



Cada uno de nosotros pasamos por distintos estados emocionales que condicionan nuestra relación familiar.


La ventana de Johari

La ventana de Johari es un modelo de la teoría de la inteligencia emocional utilizado para describir las relaciones humanas.

Sostiene que cada uno de nosotros puede comunicarse con los demás desde cuatro posiciones distintas: el yo libre, el yo ciego, el yo oculto y el yo desconocido.

Un escenario privilegiado de comunicación es la propia familia. La postura desde la que nos relacionemos con nuestros familiares condicionará la calidad comunicativa y el bienestar de nuestro hogar.

¿Desde qué posición me comunico?

  • Desde el yo libre: no me importa mostrar a los demás lo que siento o pienso. Esta posición nos permitirá comunicarnos con nuestros hijos de forma libre, auténtica y abierta.
  • Desde el yo ciego: me cuesta mostrar lo que opino y lo que siento, pero los demás lo captan. Si nos relacionamos desde esta perspectiva, nos costará aceptar las críticas de los demás.

  • Desde el yo oculto: escondo lo que siento y lo que opino. Esta postura representa a las personas que escuchan a los demás, pero les cuesta mucho pedir ayuda y mostrar sussentimientos.
  • Desde el yo desconocido: hay una parte de mí que ni yo ni los demás reconocer. Las personas que se comunican principalmente desde esta posición no suelen mostrarse ni interesarse por los otros.

Para pensar

¿Cuánto me importa lo que los otros dicen de mí? En nuestra familia, ¿solemos expresar lo que opinamos, lo que nos gusta o lo que nos molesta?


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 2. Fomenta su autoestima.

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 3º Primaria

PLAN DE TRABAJO
2 Fomenta su autoestima
¿Cómo favorecer nuestra propia autoestima y la de nuestros hijos?

Las investigaciones sobre educación emocional han desarrollado modelos que nos pueden ayudar a favorecer nuestra autoestima emocional.

Estas son algunas herramientas que nos pueden ayudar a tener una autoestima positiva:

El rompecabezas

Se utiliza para entender que todos formamos parte de un todo, pero que cada uno es una pieza única e insustituible.

El modelo “CAPA”: se trata de un método cuyo objetivo es identifi car las dimensiones más importantes en el desarrollo emocional. Una persona feliz sería una persona.

  • Creativa: capaz de generar cosas nuevas.
  • Amorosa: que estima, respeta y sabe valorar.
  • Pacífi ca: que vive en una cultura de paz.
  • Autónoma: con criterio sufi ciente para decidir, que se interesa por el mundo que le rodea y que es capaz de cuestionar las cosas.

Estas cuatro dimensiones deben educarse desde la infancia.

El décimo

En cualquier situación en grupo habrá por lo menos diez por ciento de los miembros a quienes no les seremos agradables.

El banco de tres patas

Esta propuesta supone ser consciente de la importancia de desarrollar los distintos aspectos de nuestra realidad (la familia, el trabajo, la salud…). Si descuidamos alguna de las “patas”, el banco se desequilibra.

El paraguas

Consiste en ser conscientes de que todos tenemos una capa protectora compuesta por nuestras fortalezas y puntos de mejora.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 1. Conoce a tus hijos.

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 3º Primaria

PLAN DE TRABAJO
1 Conoce a tus hijos
¿Cómo son los niños de 8 y  años?

Durante esta etapa mejora la comprensión de niños sobre sus sentimientos y son capaces de regular sus emociones.

Tienen más capacidad de autocontrol

Nuestros hijos aprenderán progresivamente a evaluar, regular y modificar sus emociones; es decir, a comprender qué sienten, controlar sus impulsos y, en caso de emociones negativas, buscar la manera de sentirse mejor.

Diferencian lo que sienten y lo que expresan

Los niños de esta edad son capaces de seguir comportamientos que oculten sus sentimientos a los demás.

Son conscientes de que aparentar una emoción no implica sentirse de acuerdo con esa apariencia. Por tanto, comienzan a darse cuenta de que quizá las demás personas no se sienten tal como aparentan.

Saben qué hacer para sentirse mejor

Respecto a la regulación y modifi cación de su conducta, comienzan a emplear conscientemente estrategias para distraerse y sentirse mejor como, por ejemplo, ponerse a jugar o pensar en otra cosa.

Respecto a la regulación y modifi cación de su conducta, comienzan a emplear conscientemente estrategias para distraerse y sentirse mejor como, por ejemplo, ponerse a jugar o pensar en otra cosa. Se enriquecen sus interacciones con los demás

En cuanto a las relaciones entre iguales, nos encontramos en una etapa de cambio en la que se van sustituyendo las interacciones físicas por las verbales. Por otro lado, pasan de los juegos de imitación a otros que tienen reglas, como los deportes o los juegos de mesa.


seguir leyendo...

Educar las emociones es posible

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 3º Primaria
Educar las emociones es posible
¿Cómo lograrlo con las nuestras y las de nuestros hijos?

Conocer cómo se producen y manifiestan los principales sentimientos nos ayudará a comprender el mundo emocional de nuestros hijos.

Vamos a profundizar en tres emociones básicas:

  • la tristeza,
  • el enojo,
  • la alegría

La tristeza

La tristeza es una emoción que aparece ante una situación vivida como una pérdida de algo o de alguien.

Cualquier pérdida va vinculada al duelo, y el duelo, a su vez, está relacionado con tres momentos: llorar, recibir consuelo y permitirnos un espacio de soledad para refl exionar, reestructurar el pensamiento, poner las cosas en su
sitio… y continuar adelante.

Esto pone en evidencia cómo, ante la tristeza de nuestros hijos, respuestas como: “No llores”, o “No estés triste”… no sirven para nada.

Todos necesitamos un tiempo para superar este sentimiento. Además, la forma de sobreponerse a la tristeza será diferente según la persona y la situación.

El enojo

El enojo es una emoción que surge ante algo que vivimos como injusto. Esta emoción pide expresar la indignación y el disgusto que sentimos. Lo difícil es hacerlo sin perjudicarnos anosotros mismos o a los demás.

Una emoción negativa no superada nos puede llevar a otros sentimientos negativos. Es el caso del enojo, que si no se “digiere” adecuadamente puede derivar en un sentimiento derencor o de hostilidad.

La forma de canalizar el enojo puede ser muy diversa (haciendo deporte, saliendo a caminar, practicando yoga, explicando lo sucedido a alguien, dando un grito, tomando un baño,etcétera).

Es nuestra responsabilidad ayudar a nuestros hijos a adoptar estrategias sanas para superar los momentos de enojo.

La alegría

La alegría es una emoción que aparece ante una situación vivida como un logro. Este sentimiento invita a compartir ese éxito con los demás.

En un entorno “enfermo”, lo que une al grupo es compartir desgracias, y es mal visto transmitir alegría o contar sucesos felices.

Esto genera una especie de “competición perversa” para demostrar quién es más desgraciado. Sin darnos cuenta, se acaba creando un ambiente insano en el cual es difícil vivir sin contagiarse del pesimismo.

Es fundamental instaurar en nuestra familia la cultura de la alegría y la celebración (festejar los éxitos de todos, compartir las buenas noticias, etcétera).

Somos los principales modelos de nuestros hijos; la forma en que reaccionemos ante las emociones condicionará la forma en que lo harán los niños.

Plan de trabajo para aprender a educar emocionalmente a nuestros hijos
1.- Conoce a tus hijos. ¿Cómo son los niños de 8 y 9 años?
2.-Fomenta su autoestima. ¿Cómo favorecer nuestra autoestima y la de nuestros hijos?
3.-Potencia la comunicación. ¿Cómo mejorar la comunicación dentro de la familia?
4.-Ayúdalos a gestionar los conflictos. ¿Cómo utilizar la ecología emocional para disminuir y resolver los desacuerdos?
5.-Analiza un caso práctico. ¿Qué hacer con el niño que no se quiere ir a la cama?
6.-Colabora con sus profesores. ¿Cómo apoyar la labor del profesor?

seguir leyendo...

Ser padres, un aprendizaje diario

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 3º Primaria
Ser padres, un aprendizaje diario
¿Cómo mejorar nuestras
habilidades para la vida y el bienestar familiar?

En nuestra convivencia, muchas veces nos encerramos en nosotros mismos y no vemos más allá de nuestros sentimientos o nuestros intereses.

Encerrarnos en nosotros mismos hace que nuestra posición sea cada vez más rígida y seamos menos capaces de entender los comportamientos y las emociones de los demás.

Cuántas veces hemos dicho a nuestros hijos “porque lo digo yo”… y no nos hemos parado a pensar qué están sintiendo o cómo pueden vivir ellos una situación determinada.

El teatro de la vida

Vamos a practicar una dinámica que nos ayudará a ponernos en el lugar de los demás miembros de nuestra familia.

Primero, elegimos de forma consensuada los momentos del día que sean especialmente confl ictivos (la hora de dormir, cuando nuestros hijos deben recoger la habitación, etcétera).

Después, escribiremos los nombres de cada miembro de la familia en papeles doblados, los
meteremos en una bolsa y todos tomarán uno para ver quién les ha tocado. Si
es uno mismo, se introducirá de nuevo el papel en la bolsa y se tomará otro.

Puede ser divertido disfrazarnos del personaje que nos ha tocado y hacer entre todos un pequeño “decorado” para representar nuestra particular obra de teatro.

¡Ya estamos listos para la actuación! Representaremos en dos actos cada una de las situaciones seleccionadas.

Primer acto

Dramatizamos la situación elegida tal como la vivimos habitualmente. Debemos actuar como la persona que nos ha tocado, imitando sus gestos, su lenguaje y su forma de comportarse.Hay que intentar no ser demasiado críticos y
no ridiculizar.

Segundo acto

Representamos la escena anterior, pero cambiando la actitud y la forma de hablar de nuestro personaje para que la situación se desarrolle de la forma más cordial y menos conflictiva posible.

Después, nos juntaremos todos los miembros de la familia que participamos para analizar lo que sentimos y observamos.

Para representar de forma gráfica la dinámica podemos hacer dos murales con dibujos o fotografías de cada acto.

Para pensar

  • ¿Cómo me sentí interpretando a otro miembro de mi familia?
  • ¿Comprendí cómo se comporta o siente la persona que yo he interpretado?
  • ¿Me reconocí en el “actor” que tenía mi personaje?
  • ¿Qué fue lo que no me gustó de lo que he visto de mí?
  • ¿Podría cambiar para mejorar?
  • ¿Qué diferencias observé entre el primer y el segundo acto?
  • ¿Podríamos cambiar también en la realidad?
  • ¿Qué podríamos hacer para conseguirlo?

Con esta actividad, los padres entenderemos mejor cómo actúan y cómo se sienten nuestros hijos. Esto nos ayudará a modificar la forma en la que nos relacionamos con ellos y a cambiarparte del lenguaje que utilizamos.

Por otro lado, los niños se darán cuenta del esfuerzo que hacemos los padres y de la cantidad de cosas de las que debemos estar pendientes.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 6. Colabora con sus profesores

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 2º Primaria

PLAN DE TRABAJO
 6 Colabora con sus profesores
¿Cómo apoyar la labor del profesor?

 

Los profesores y los padres deben establecer pautas educativas comunes para que los niños se desarrollen en forma equilibrada.

No olvides el papel de la familia en la educación de los hijos

Las primeras normas se adquieren en el hogar. No podemos pretender que el niño aprenda en el colegio valores que sólo pueden asimilarse en la familia.

Los profesores pueden colaborar en la educación de nuestros hijos, pero los esponsables y los modelos más infl uyentes en su desarrollo somos los padres.

Informa a su profesor de cualquier acontecimiento importante.

Aunque a veces los niños no lo expresen directamente, les infl uyen las situaciones problemáticas que ocurren en su familia (separaciones, cambios de domicilio, fallecimientos, etcétera).

Esto puede afectar su rendimiento y su comportamiento.

Si el profesor está al tanto de lo que sucede, podrá ayudar al niño y mostrarse comprensivo ante sus diferentes reacciones.

Ayuda a tu hijo a ser más autónomo y responsable

Tu hijo tiene sufi ciente capacidad para responsabilizarse de sus cosas. Aunque lo ayudes o supervises, deja que poco a poco se haga cargo de su mochila, sus materiales, etcétera.

Si le ayudas a ser independiente en casa, le resultará más fácil desenvolverse autónomamente en el colegio.

 Cambia tu lenguaje para cambiar sus emociones

A ver si te enseñan educación en el colegio.

Esa no es manera de comportarse. Esto hay que solucionarlo.

No digas a nadie que nos estamos separando.

Contaré a tu profesor lo que ocurre.

Preparemos tu mochila.

Acuérdate de preparar tus cosas para mañana.

Cuando se te pierda un lápiz, avísame y te compro otro.

Tienes dos lápices para todo el bimestre. ten cuidado para no perderlos.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 5. Analiza un caso

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 2º Primaria

PLAN DE TRABAJO
5 Analiza un caso
¿Qué hacer con el hijo que contesta mal y se niega a obedecer?

Sofía estuvo jugando, y su madre le pide que recoja los juguetes. La niña contesta sin titubear:

—¡No quiero!

La madre le responde con un tono de voz tranquilo:

—Sofía, me voy a enojar si no los levantas. Ándale, recoge los juguetes.

Sofía con los brazos cruzados responde:

—No me da la gana. Recógelos tú.

Esta respuesta resulta intolerable para la madre, quien, muy enojada, la toma del brazo y la obliga a inclinarse para recoger los juguetes. En este momento, Sofía empieza a gritar:

—¡Suéltame, te odio!

Su madre pierde el control y le da una cachetada. Sofía, a su vez, también la golpea…

¿Cómo podía reaccionar de otro modo la madre de Sofía?

  • En relación con los insultos, enseñarle que puede expresar su enojo sin necesidad de injuriar.
  • Otra opción es esperar que la niña se calme y se pueda razonar con ella. Nosotros también debemos estar tranquilos.

Pasado el enojo, podemos retomar la situación para establecer conjuntamente normas básicas para resolver el tema de las contestaciones y solucionar el conflicto de forma pacífica.

No lo olvides:
Cuando un niño contesta mal o desobedece, debemos inmunizarnos al “contagio emocional”. Si nos alteramos ante situaciones tensas, nuestros hijos también
lo harán. Debemos actuar con fi rmeza, pero con calma.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 4. Ayúdalos a gestionar los confl ictos

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 2º Primaria

PLAN DE TRABAJO
4 Ayúdalos a gestionar los conflictos
¿Cómo ayudar a nuestros hijos a superar el miedo?

Comprender por qué y cómo se produce el miedo nos ayudará a solucionar
situaciones relacionadas con los temores de nuestros hijos

Lo primero que debemos comprender es cómo reacciona el cuerpo ante situaciones que provocan miedo. Así entenderemos ciertos malestares físicos que padecen los niños
cuando sienten temor.

En la prehistoria, cuando el hombre que salía a cazar se encontraba en una situación peligrosa, escapar del peligro era lo más estratégico para salvar su vida.

¿Qué partes del cuerpo nos pueden resultar más útiles para escapar? Sin duda alguna, las piernas y los brazos.

El cuerpo lleva la sangre a estas partes. ¿Para qué necesitamos sangre en la cara? ¡Para nada! Por eso palidecemos.

¿Para qué necesitamos sangre en el estómago? ¡Para nada! Por eso aparecen las famosas “mariposas en el estómago”

Otra necesidad es la de sentirnos ligeros para correr más rápido. Por eso perdemos el apetito; si tenemos el estómago lleno, es posible que sintamos náuseas. Esto explica los “dolores
de tripa” de los niños.

El miedo es positivo cuando nos hace ser prudentes. La ausencia de miedo nos convertiría en personas temerarias que no asumirían las consecuencias de sus actos.

Ante situaciones en las que nuestros hijos sienten miedo, lo más aconsejable no es rechazar el sentimiento, sino hacerlos sentir protegidos y ayudarlos a superar o solucionar la situación que les produce temor.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 3. Potencia la comunicación

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 2º Primaria

PLAN DE TRABAJO
3 Potencia la comunicación
¿Cómo mejorar la comunicación dentro de la familia?

La asertividad es una habilidad comunicativa y emocional necesaria para mantener el equilibrio entre el respeto por unomismo y el resp eto por los demás

Las personas con una adecuada autoestima saben hacerse respetar y decir “no” cuando es necesario. Por el contrario, las personas con baja autoestima no se sienten respetadas; piensan que nadie las toma en serio y viven rechazo o exclusión.

También podemos sentir esta exclusión en el hogar. Por ejemplo, un padre que considera que no se tiene en cuenta su opinión, una madre que considera que ninguno se preocupa por los demás o un niño que piensa que sus problemas no son importantes.

La persona asertiva es capaz de mantener la distancia adecuada con los demás. Se trata de una distancia

psicológica que le permite implicarse sólo lo necesario y defender la propia opinión sin ser ofensivo con los demás.

La persona agresiva busca la proximidad por medio de la intimidación. Por el contrario, la persona insegura busca la distancia para estar lejos y sentirse protegida.

¿Qué hacer para ayudar a nuestros hijos a ser asertivos?

  • Dejarles que se expliquen.
  • Evitar el autoritarismo; de vez en cuando ellos también pueden decir que no.
  • Evitar contradicciones entre lo que decimos y lo que expresamos mediante el lenguaje no verbal (gestos, tono de voz, etcétera).


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 2. Fomenta su autoestima

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 2º Primaria

PLAN DE TRABAJO
2 Fomenta su autoestima
¿Cómo favorecer nuestra autoestima y la de nuestros hijos?

El contacto físico es una necesidad humana básica y universal imprescindible para crecer física y emocionalmente

Desde que nacemos necesitamos que nos toquen y nos acaricien. Está probado el benefi cio que tiene para los bebés el contacto piel con piel con sus padres. Gracias a esta relación se
establecen los primeros vínculos afectivos y se obtienen los primeros aprendizajes.

Gracias a las caricias o los abrazos nos sentimos realmente aceptados e importantes para los demás. El contacto físico con otras personas es indispensable para un desarrollo físico
y psíquico sano.

Estudios efectuados por René Spitz1 en orfanatos e internados concluyeron que, cuando un niño no recibe un dosis mínima de afecto, presenta una serie de retrasos psíquicos y físicos
que le pueden llevar a una depresión crónica.

Recibir y dar “caricias” de todo tipo (no sólo físicas, también podemos acariciar con la mirada, con gestos, con palabras amables…) es fundamental para sentirnos bien y para ser capaces
de que los demás se sientan bien.

1 Spx; René Arpad (1887-1974). Médico y psicoanalista norteamericano, célebre por sus trabajos sobre el hospitalismo y su psicología llamada “genética”.

Si recibimos afecto, seremos capaces de mantener una relación satisfactoria con nosotros mismos y con los demás.

Si recibimos afecto, seremos capaces de mantener una relación satisfactoria con nosotros mismos y con los demás. Según van creciendo los niños, tendemos a
disminur las demostraciones de cariño. Todos necesitamos un abrazo de vez en cuando, nuestros hijos también.

Esta noche, no dejen de dar el beso de las buenas noches a sus hijos…, aunque seguro muchos de ustedes siempre lo hacen.


seguir leyendo...

Plan de trabajo: 1. Conoce a tus hijos

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 2º Primaria

PLAN DE TRABAJO
1 Conoce a tus hijos
¿Cómo son los niños de 6 y 7 años?

Los niños de esta edad tienen más capacidad para identifi car distintos
sentimientos en ellos y en los demás

Saben que una misma situación genera distintas emociones

A partir de esta edad, los niños entienden que una situación concreta no provoca las mismas emociones en todas las personas. Por ejemplo,en el colegio, a la hora del recreo, unos niños
se ponen a llorar y están tristes porque quieren irse a su casa, mientras que otros están contentos porque se la pasan bien.

Aumenta su memoria “emocional”

La memoria del niño se amplía y es capaz de recordar experiencias pasadas y emociones vividas.

El recuerdo es fuente de emociones; por ello, si el recuerdo suscita emociones agradables, se muestra más seguridad.

Si un recuerdo suscita emociones desagradables crecen la inseguridad y la desconfianza.

Debemos ayudar a nuestros hijos a vencer sus miedos con una actitud positiva; por ejemplo, si sienten miedo al irse de campamento, podemos
recordar las cosas divertidas que vivirán: ver animales, hacer excursiones, jugar con los amigos, etcétera.

Necesitan hablar de sus sentimientos

Los padres debemos conversar con nuestros hijos sobre las emociones y las diferentes causas que las provocan. Por ejemplo, la tristeza que siente tu hijo cuando su profesor le llama
la atención, el enojo por haberse peleado con un niño de su salón, etcétera.


seguir leyendo...

Educar las emociones es posible

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 2º Primaria
Educar las emociones es posible
¿Cómo infl uyen las emociones en nuestras reacciones y respuestas corporales?
Las emociones producen siempre una respuesta corporal más o menos visible
e intensa según la importancia que tenga lo que sintamos.

Por ejemplo, si nos llaman del colegio para avisarnos que nuestro hijo se hizo daño durante el recreo y que, aunque no es grave, lo llevaron al hospital,
es posible que la emoción del miedo al escuchar la noticia nos provoque palpitaciones, temblor en la voz y en el cuerpo o sudoración.

Nuestro cerebro no distingue entre lo real y lo imaginario. Si tenemos una pesadilla, aunque nos despertemos y nos demos cuenta de que todo ha sido un mal sueño, nuestro cerebro y
nuestro cuerpo reaccionan exactamente igual que si la situación fuera real (nos despertamos de golpe, sabemos que estamos en la habitación, pero sufrimos sudoración, palpitaciones…).

Esto también ocurre a nuestros hijos, ¿cuántas veces se han despertado llorando y temblando después de una pesadilla?

Pensemos en los efectos que puede tener revivir continuamente un suceso negativo o traumático que nos sucedió. De alguna manera volvemos a sufrir innecesariamente.

De ahí la importancia de aprender a superar los problemas en forma positiva y práctica. No sirve de nada dar vueltas y más vueltas a algo, porque nuestra mente y nuestro cuerpo sufrirían
una y otra vez las consecuencias de las emociones negativas.

Muchas enfermedades, tanto físicas como psicológicas, parecen tener relación con un suceso traumático no superado.

Esto no quiere decir que no tengamos que pasar cierto periodo de duelo ante las pérdidas o situaciones difíciles, sino que no nos podemos quedar anclados en el pasado.

Si damos la vuelta a la situación, podemos aprovechar de forma estratégica este mecanismo para “engañar” a nuestro cerebro. Si aprendemos a visualizar momentos felices y agradables, seremos capaces de autogenerarnos bienestar emocional de forma voluntaria.

¿Cómo aprovechar esta ventaja con nuestros hijos?

Podemos ayudar a nuestros hijos a aprender a relajarse. Para ello, en silencio y con los ojos cerrados, les narraremos historias placenteras o les haremos recordar momentos felices (hoy
día hay libros de relajación y visualizaciones para niños que son de gran ayuda).

Poco a poco ellos podrán generar sus propias visualizaciones. Con práctica y constancia dispondrán de un recurso interno muy potentecada vez que lo necesiten.

Plan de trabajo para aprender a educar emocionalmente a nuestros hijos
1.- Conoce a tus hijos: ¿Cómo son los niños de 6
y 7 años?
2.-Fomenta su autoestima: ¿Cómo favorecer la propia autoestima y la de nuestros hijos?
3.-Potencia la comunicación: ¿Cómo mejorar la comunicación en la familia?
4.-Ayúdalos a gestionar los conflictos: ¿Cómo ayudar a nuestros hijos a superar el miedo?
5.-Analiza un caso: ¿Qué hacer con el hijo que contesta mal y se niega a obedecer?
6.-Colabora con sus profesores: ¿Cómo apoyar la labor del maestro?


seguir leyendo...

Ser padres, un aprendizaje diario

escrito el 2 de Junio de 2011 por en Guía para las familias 2º Primaria
Ser padres, un aprendizaje diario
¿Cómo mejorar
nuestras competencias para la vida y el bienestar familiar?

Siempre que podamos debemos practicar actividades en las que estén implicados todos los miembros de la familia.

A partir de una actividad que suele ser practicada individualmente, organizemos un divertido y enriquecedor entretenimiento familiar.

Entre las múltiples técnicas de relajación orientales, se encuentra la de pintar mandalas.

Los mandalas son círculos simbólicos utilizados en el budismo y el hinduismo que sugieren una idea de perfección.

Se publican en libros parecidos a los de colorear de los niños, en los que vienen listos para ser coloreados.

Esta actividad puede ser practicada por personas de cualquier edad y no se requiere ninguna técnica expresa, pues se colorea según los gustos estéticos y la imaginación de cada uno.

Ejemplo de mandala:

Hagamos una adaptación de los mandalas tradicionales para elaborar un “mandala gigante” con la participación de toda la familia, en el que
representaremos simbólicamente nuestra “visión” como tal.

¿Cómo hacer nuestro mandala familiar?

Necesitamos una cartulina grande, tijeras, pegamento, colores o plumones y fotografías o recortes de revistas.

Para comenzar, dibujaremos un gran círculo que ocupe casi toda la cartulina, dividido en cuatro partes.

En cada cuadrante representaremos simbólicamente con dibujos, fotografías o recortes de revistas lo siguiente:

  • Cuadrante 1: Cómo es nuestra familia actualmente.
  • Cuadrante 2:Cómo nos imaginamos que será nuestra familia dentro de diez años.
  • Cuadrante 3:Qué actividades nos gustaría hacer en familia durante ese periodo.
  • Cuadrante 4: A qué tendremos que renunciar.

Gracias a esta actividad podremos contrastar las opiniones de cada miembro de la familia y darnos cuenta de aspectos que podemos mejorar.


seguir leyendo...

Plan de trabajo 6. Colabora con sus profesores.

escrito el 31 de Mayo de 2011 por en Guía para las familias 1º Primaria
PLAN DE TRABAJO
 6 Colabora con sus profesores
¿Cómo puedes apoyar la labor del profesor?
 

Padres y profesores necesitan coordinarse para que la educación de los niños sea coherente y no haya contradicciones.

Da tiempo a tu hijo para adaptarse al nuevo curso

Comienza una nueva etapa educativa. Es normal que, al principio, los cambios se perciban con cierta angustia e inquietud. Es necesario confiar en el profesor, motivar positivamente a nuestros hijos y esperar un periodo suficiente para que los niños se adapten a la dinámica del colegio.

Escucha al profesor
Es cierto que conocemos mejor que nadie a nuestros hijos… en casa. Sin embargo, a veces los niños muestran

comportamiento distinto en el colegio. Cuando un alumno presenta una conducta negativa en la escuela, que no tiene en casa, los padres solemos ser algo reticentes a aceptarlo.

Conviértete en el mejor modelo de tu hijo

Como referentes de nuestros hijos, debemos mostrar una actitud de respeto y valoración hacia el profesorado.

Cambia tu lenguaje para cambiar sus emociones

Si aún eres muy pequeño.
Claro que puedes hacerlo; ya estásen primaria.
¡Con lo bien que estabas en preescolar!

¡Qué bien lo vas a pasar durante este curso!

Si tú eres muy bueno. Tú no puedes haber hecho eso.

Vamos a ver qué podemos hacer para que dejes de comportarte así en clase.

¡Vaya profesor que te ha tocado!

¡Qué suerte tienes de tener este profesor!

Cambia tu lenguaje para cambiar sus emociones


seguir leyendo...

Plna de trabajo 5. Analiza un caso práctico.

escrito el 31 de Mayo de 2011 por en Guía para las familias 1º Primaria

PLAN DE TRABAJO
 5 Analiza un caso práctico
¿Cómo controlar situaciones desagradables para los hijos?

 

Mario tiene que ir de nueva cuenta al médico con su padre porque le diagnosticaron una alergia y deben aplicarle una inyección cada semana. Cada consulta se transforma en una mañana de llantos y gritos.

Cuando salen, su padre está enojado con él:   

¡Cada semana la misma historia! ¿Por qué te pones así por una inyección? ¡Ni que te estuvieran matando! Ni tu hermana pequeña llora tanto cuando la inyectan. ¡Qué vergüenza, tan grande y llorando como un bebé!

Ponte en el lugar de Mario e intenta responder estas preguntas:

  • ¿Cómo se debe sentir Mario después de oír estas palabras de su padre?
  • ¿Qué va a ocurrir cuando vayan a ponerle la próxima inyección?
  • ¿Qué habría pasado si las palabras de su padre hubieran sido las siguientes?:

—Debe haber sido muy doloroso. Ojalá las inyecciones no dolieran. A mí tampoco me gustan. Suerte que después nos curamos y nos sentimos mejor, ¿verdad? ¡Ya verás qué contento estarás cuando te
pongan la última!

No lo olvides: Para controlar situaciones desagradables para los hijos, es necesario aceptar y justifi car sus sentimientos y poner palabras a sus emociones. Así se sentirán acompañados y comprendidos. También conviene hacerles entender los benefi cios de cada situación y visualizar el éxito final


seguir leyendo...

Plan de trabajo 4. Ayúdales a gestionar los conflictos.

escrito el 31 de Mayo de 2011 por en Guía para las familias 1º Primaria

PLAN DE TRABAJO
 4 Ayúdales a gestionar los conflictos
¿Cómo regular las conductas agresivas?

 

La empatía amorosa es una necesidad imperiosa, tanto es así que si el niño no lo recibe, quizá recurra a conductas violentas para conseguirlo.

Casi siempre hay un componente de naturaleza emocional detrás de las conductas agresivas de los niños.

La conducta violenta puede ser una manera de expresar necesidades que los niños no saben manifestar de otra manera. La mayor parte de las veces es un grito que signifi ca “¡quiéreme!”.

Para el niño con carencia afectiva, el castigo o el regaño no serán comparables con la atención que puede recibir de sus padres. Aunque la reacción de los padres sea negativa, siempre
será mucho mejor que la indiferencia.

Ponte en su lugar

Por ejemplo, si un niño golpea a un compañero de clase porque, sin querer, le descompuso un juguete, primero debemos ponernos en sulugar y darle a entender que es normal que se sienta así:

— Carlos, comprendo que estés muy enojado; yo también lo estaría si me hubiera pasado a mí.

Una vez justifi cados sus sentimientos, ya podemos hacer referencia a su conducta negativa: — …pero no está bien que golpees a Luis; lo ha hecho sin querer.

Si sólo regañamos al niño por su conducta, se sentirá víctima por partida doble: primero, porque descompusieron su juguete; y segundo, porque además lo regañamos.

Por tanto, para canalizar las conductas agresivas, ¡no nos centremos sólo en los hechos y seamos sensibles a las emociones!


seguir leyendo...

Plan de trabajo 3. Potencia la comunicación.

escrito el 31 de Mayo de 2011 por en Guía para las familias 1º Primaria

PLAN DE TRABAJO
 3 Potencia la comunicación
¿Cómo utilizar el diálogo para mejorar el desarrollo emocional?

 

Es decisivo dar la posibilidad a nuestros hijos de expresar sus sentimientos. Esto signifi ca hablar no sólo acerca de lo que hacen, sino también sobre cómo se sienten.

Veamos un ejemplo de cómo podemos educar emocionalmente mediante el diálogo:

María llora porque su amiga tomó su muñeca y no se la quiere devolver.

— ¿Qué te sucede María? (Escuchamos a María para que nos explique en detalle la situación que le provocó enojo).

— Seguro que debes sentirte triste, ¿verdad? Además, también debes estar enojada porque tú quieres jugar con tu muñeca y Andrea no te la quiere devolver, ¿verdad? ¿Qué crees que podríamos hacer para que te la devolviera? (Ayudamos a María a buscar soluciones.)

— ¿Qué te parece si le decimos a Andrea que le dejas un ratito tu muñeca, pero que después te la tiene que devolver? ¿Quieres ir a buscar a Andrea y le dices lo que acabamos de hablar?

En la conversación anterior se fomenta el aprendizaje de varias habilidades emocionales de forma simultánea:

  • Se favorece la conciencia emocional mientras se ayuda a poner palabras a las emociones que María está sintiendo.
  • Se regulan las emociones al permitir que la niña explique con detalle el conflicto con su amiga Andrea.
  • Se educa la competencia social al practicar una forma de comunicación emocionalmente inteligente


seguir leyendo...

Plan de trabajo 2. Fomenta su autoestima.

escrito el 31 de Mayo de 2011 por en Guía para las familias 1º Primaria

PLAN DE TRABAJO
 Fomenta su autoestima
¿Cómo evitar el bloqueo del desarrollo emocional de los niños?

Cuando un niño llega al mundo, sus posibilidades de realización y de éxito son infi nitamente mayores que cuando han pasado varios años.

Unos científi cos estadounidenses descubrieron que un niño, desde que nace hasta los ocho años de edad, escucha la palabra no un promedio de 35 veces al día.

Conforme pasa el tiempo, estas continuas negaciones van limitando la capacidad de acción, investigación y creatividad de nuestros hijos.

Consecuencias de un continuo no

Probablemente, muchos adultos de hoy, debido a que escuchamos de forma constante la palabra no, acabamos por asumir que probar, jugar, arriesgarse o experimentar es algo negativo.

Esto no quiere decir que no tengamos que marcar límites a los niños; al contrario, los necesitan para adecuar su comportamiento, convivir con los demás y evitar posibles peligros.

Otra consecuencia del uso indiscriminado del no es su pérdida de efi cacia. Si siempre decimos que no a todo, el no se convierte en una palabra neutra, y pierde su sentido cuando realmente lo necesitamos.

Pensemos en la “técnica del pescador”: no podemos afl ojar siempre la caña porque no pescaremos nada; tampoco podemos estirarla siempre porque se nos romperá. Tenemos que
tensar y soltar el hilo sucesivamente, muy atentos a la reacción de nuestro “pez”.

Pescar es todo un arte y un excelente ejemplo de saber aprovechar las oportunidades, pero lo es mucho más saber decir que no a nuestros hijos. En ambos casos, es cuestión de práctica y paciencia.


seguir leyendo...

Plan de trabajo 1. Conoce a tus hijos.

escrito el 31 de Mayo de 2011 por en Guía para las familias 1º Primaria

PLAN DE TRABAJO
1 Conoce a tus hijos
¿Cómo son los niños de 6 y 7 años?

Los niños de esta edad tienen una mayor capacidad para identifi car distintos sentimientos, en ellos mismos y en los demás.

Una misma situación provoca distintas emociones

A partir de los seis años, los niños entienden que una situación conreta no provoca las mismas emociones en todas las personas. Por ejemplo, en el colegio, a la hora del recreo, unos niños se ponen a llorar y están tristes porque quieren irse a su casa, mientras que otros están contentos porque se lo pasan bien.

Aumenta su memoria “emocional”

La memoria del niño se amplía y es capaz de recordar experiencias pasadas y emociones vividas. El recuerdo es fuente de emociones; por ello, si el recuerdo suscita emociones agradables,
se muestra más seguridad ante la vida.

Debemos ayudar a nuestros hijos a vencer sus miedos con una actitud positiva. Por ejemplo,Debemos ayudar a nuestros hijos a vencer sus
miedos con una actitud positiva. Por ejemplo, ante niños sienten miedo

cuando hay una salida escolar, podemos recordar las cosas divertidas que van a vivir: el viaje en el autobús, las cosas interesantes que verán, el jugar con los amigos, etcétera.

Hablar de sus sentimientos

Los padres debemos conversar con nuestros hijos sobre las emociones y las diferentes causas que las provocan. Por ejemplo, la tristeza que siente tu hijo cuando su profesor le llama
la atención, el enojo por haberse peleado con un niño de su clase, etcétera.

Los niños de estas edades buscan a menudo el consuelo del adulto, ya que el apoyo familiar les ayuda a regular sus emociones desagradables.


seguir leyendo...

Educar las emociones es posible

escrito el 31 de Mayo de 2011 por en Guía para las familias 1º Primaria
Educar las emociones es posible
¿Cómo hacer que nuestros hijos sean más inteligentes desde el punto de vista emocional?
Daniel Goleman, con su famoso libro Inteligencia emocional, puso de manifiesto cómo las personas que se sienten más felices son las que saben identificar y manejar sus
emociones.

Una persona con éxito no es aquella inteligente, famosa o millonaria, sino la que lleva la vida que desea y es la persona que quiere ser, aceptándose a sí
misma y asumiendo sus circunstancias. ¿Hay mayor éxito que éste?

¿Qué nos hace felices?

A muchos de nosotros nos educaron bajo principios que suponían cumplir durante nuestra etapa estudiantil una serie de condiciones supuestamente indispensables para lograr el éxito: ser muy obedientes, tener buenas calificaciones, etcétera.

¿Con qué nos encontramos ahora muchos de los adultos? Con que, a pesar de haber cumplido dichos preceptos, no somos todo lo felices que deseamos.

Según Goleman, una persona feliz es la que:

  • Conoce sus propias emociones,
  • Sabe regular sus emociones,
  • Sabe automotivarse,
  • Sabe reconocer las emocionesde los demás,
  • Sabe establecer relaciones conlos demás.
Para pensar
¿Cuántos de estos factores tienen que ver con nuestro coeficiente intelectual o con nuestros resultados académicos?

Si la inteligencia emocional es tan importante, ¿quién nos educa emocionalmente?, ¿dónde se educan las emociones?, ¿cómo educar nuestros hijos?

La vida familiar, primera escuela de aprendizaje emocional

Goleman afirma que el impacto del aprendizaje emocional que tiene lugar en el seno de la familia es muy profundo, ya que durante los primeros años de vida se produce un rápido y potente desarrollo.

Los padres y las madres tenemos mucho que ver y que decir ante la vivencia de las emociones de nuestros hijos.

Para que nuestros hijos sean más inteligentes emocionalmente, debemos ayudarles a identificar y manejar sus emociones y plantearles situaciones que favorezcan su capacidad de afrontar los retos de la vida cotidiana.

No hay que olvidar que, al ser el principal modelo de nuestros hijos, debemos cuidar la forma en la que conducimos nuestras propias emociones y reacciones delante de ellos.

Lo más esperanzador es descubrir que la inteligencia emocional se puede desarrollar a lo largo de toda nuestra vida.

Plan de trabajo para aprender a educar emocionalmente a nuestros hijos
1.- Conoce a tus hijos. ¿Cómo son los niños de 6 y 7 años?
2.-Fomenta su autoestima. ¿Cómo evitar el bloqueo del desarrollo emocional de los niños?
3.-Potencia la comunicación. ¿Cómo utilizar el diálogo para mejorar el desarrollo emocional?
4.-Ayúdales a gestionar los conflictos. ¿Cómo canalizar las conductas agresivas?
5.-Analiza un caso práctico. ¿Cómo manejar situaciones desagradables para los hijos?
6.-Colabora con sus profesores. ¿Cómo apoyar la labor del profesor?

seguir leyendo...

Ser padres, un aprendizaje diario

escrito el 31 de Mayo de 2011 por en Guía para las familias 1º Primaria
Ser padres, un aprendizaje diario
Cómo conocer las habilidades emocionales de nuestra familia
Si nos planteamos propósitos demasiado difíciles, corremos el riesgo de fracasar, con el consecuente sentimiento de frustración y desánimo.
Para fi jarnos objetivos factibles debemos conocer dónde nos encontramos, cuál es nuestro punto de partida.

¿Cómo podemos realizar el análisis FODA de nuestra familia?

  • Comenzar siempre por la detección de FORTALEZAS (+), OPORTUNIDADES (+), para luego analizar DEBILIDADES (–), y, por último, AMENAZAS (–).
Para mejorar nuestras habilidades emocionales y las de nuestros hijos, es necesario plantearnos metas a las que nos gustaría llegar, las cuales deben ser realistas y alcanzables.

  • Las oportunidades y amenazas externas son aspectos ajenos a nuestra familia que pueden favorecer o difi cultar nuestro bienestar, por ejemplo, la ayuda de los abuelos, como oportunidades; o el prolongado horario de trabajo o una enfermedad familiar, como amenazas.
¿Para qué es útil la matriz FODA?

  • ¿Para consolidar las fortalezas.
  • Para aprovechar las oportunidades.
  • Para mejorar las debilidades.
  • Para prepararnos ante las posibles amenazas.

Lo conseguiremos si nos preguntamos:

  • ¿Cómo optimizar las fortalezas y oportunidadesde nuestra familia?
  • ¿Cómo reducir o eliminar nuestras debilidadesy amenazas?
  • ¿Qué hacer, cómo y cuándo? ¿Quién debehacerlo y para qué?
Si realizamos el análisis FODA de la familia por una parte y el de cada uno de los componentes por la otra, resultará curioso observar cómo factores individuales infl uyen en los demás o cómo el mismo acontecimiento afecta de distinta manera a cada miembro de la familia.


seguir leyendo...

Sentir y pensar. Programa de actividades para desarrollar la educación emocional en la escuela

escrito el 19 de Mayo de 2010 por en Presentación

Sentir y pensar. Programa de actividades para desarrollar la educación emocional en la escuela es una colección de materiales prácticos que ayudan a los profesores a desarrollar las competencias emocionales de sus alumnos. Consiste en seis libros de actividades, uno para cada grado de educación primaria. Cada cuaderno incluye un material para las familias.


Las actividades prácticas se estructuran en cinco bloques de competencias: conciencia emocional, regulación emocional, autonomía emocional, competencias sociales, competencias para la vida y el bienestar. Cada actividad está ilustrada con dibujos a todo color, lo cual añade emocionalidad a las actividades.

En el desarrollo de las competencias emocionales es fundamental la labor de la familia. Por esto, se elaboró un material dirigido a los padres, para que puedan contribuir a la educación emocional de sus hijos.

Hay evidencias de que en las instituciones educativas preocupadas por formar en competencias emocionales a sus alumnos disminuyen los comportamientos conflictivos, la violencia, etc. Esto contribuye, al mismo tiempo, a mejorar el clima del aula y de la institución, a incrementar la satisfacción de los profesores y de las familias, a aumentar la motivación de los alumnos; como consecuencia de ello, se produce una mejora en el rendimiento académico.

Estos materiales se diseñaron para apoyar la labor de los profesores interesados en incluir la educación emocional en la dinámica de la clase. Si sus iniciativas son secundadas por la dirección de la institución educativa y por las familias, sus beneficios se multiplican. Todo ello repercute en el bienestar personal y social de los alumnos, los profesores y las familias.


seguir leyendo...
Aprender a Pensar